sábado, 3 de septiembre de 2011

Sobre como llegamos a la EeF Parte II

Parece que por fin he encontrado el tiempo y la inspiración para escribir la segunda parte de nuestra historia.

Conociendo a Papa

...Y he aquí a nuestra madre trabajando en una escuela privada, con niños (adolescentes en cuestión de años) sin la más mínima pizca por aprender, carentes de atención paternal, con un sin sentido en su vida que los lleva a los máximos niveles del comportamiento rebelde del adolescente y ella sabe perfectamente que por mucho que lo intente no podría contra ese sistema donde el alumno es cliente así que decide que es mejor estar del otro lado y regresa a las aulas a estudiar su posgrado. Sin embargo, esto la deja aún más convencida:  la educación de los hijos corresponde a los padres y no se puede delegar.  En la escuela ella se siente un poco más en ambiente, le gusta estar entre cajas de Petri y ATCGs ;)  Y aunque aún no hace escuela en casa si dedica sus tardes a estimular a su hijo y pasar tiempo con él: comienzan juntos a aprender a tocar el violin, comparten tardes de lecturas, de escuchar música, de pasear y otras tantas cosas.  A su vez ella sigue leyendo y reeducandose, preparándose para cuando el momento llegue, por que ella esta segura de que llegará... Un nuevo verano llega y conocen a papa:  un hombre genial que les comienza a cambiar la vida, que da soporte y compañía y que no juzga el pasado... al principio se hace un poco díficil, el hijo de nuestra madre no sabe si verlo como el enemigo pues le ha robado a la atención de ella o si como un amigo pues ahora tiene alguien más con quien jugar, al final decide que es una guerra perdida... el enemigo es irresistible y se conviderte en Papa.   Pasan otros veranos y  un pequeño bb, hijo de nuestra madre por supuesto, decide que es hora de integrarse a su familia para darles nuevas enseñanzas, resarcir errores y cometer otros más.  Con él llega el momento que nuestra madre ha estado esperando por fin!!!  la firme decisión de dar de mamar al bb y cuidarlo al 100% la lleva a cristalizar su sueño y tomar al toro por los cuernos y empieza a hacer escuela en casa con su primogénito y Papa aunque no muy convencido ha decido confiar tal y como confia en la capacidad de nuestra madre para cuidar del bb y también por que sabe que nuestra madre no toma decisiones tan importantes a la ligera. Cinco veranos transcurrieron desde aquella primera idea, cinco veranos en los que nuestra madre pudo ir revisando ideologías, metodologías, recursos, asuntos legales, etc,cinco veranos siendo testigo muda a través de internet de muchas otras madres educando en casa,  cinco veranos en los que al analizar sus muchos años de experiencia en el sistema le sirvieron para convencerse que tener un título no es equiparable a tener conocimiento, que tampoco es equiparable a tener la vida resuelta y que lo que hace más significativa a la vida no es el llegar a la meta sino el rico recorrido que nos lleva a ella. Y así aunque no pueda vislumbrar el futuro de sus hijos sabe y confía que con amor y presencia seguro será grandioso...






1 comentario:

Feliz Mamá dijo...

Gran historia!!!
Su blog promete!!
Seguro que aprendo mucho!
Saludos desde México!