jueves, 11 de octubre de 2012

5 consejos para niños melindrosos a la hora de comer

Hace tiempo que le traigo ganas a este libro French Kids Eats Everything .  Y es que en casa tengo un niño que podría catalogarse como melindroso o quisquilloso que yo prefiero catalogar como de paladar sensible con el que he batallado un poco a la hora de la comida.  Ya desde pequeño no toleraba alimentos de sabor u olor intenso como el queso, la guayaba, la cebolla e inclusive hasta el plátano pero yo nunca he desistido y siempre ofreciendo sin obligar ni sobornar, por que al igual que la autora del libro creo que desarrollar el gusto por una alimentación muy variada y sana es algo que se puede enseñar, he conseguido ir superando esta situación.  Y leyendo su introducción y algunos artículos de su blog como este del que voy a traducir un poco me doy cuenta que no es un libro que necesite leer pero que me interesa sobre todo por que me intriga saber si acaso hablan sobre la alimentación complementaria y de hacerlo conocer su perspectiva.  El artículo:

1.- No etiquetes a tu niño como un comedor melindroso.  Los franceses creen que el gusto es una habilidad que puede ser adquirida (y que debe ser enseñada), tanto como leer.  Y en esto yo también estoy de acuerdo, y he podido comprobarlo consiguiendo que mi hijo llegue a comer y degustar alimentos como el atún, los pimientos o la lechuga, toma tiempo pero no podría conseguirse si de entrada nos resignamos a que "mi hijo es así" cazandolo con una etiqueta.

2.- Pide a tus niños probar todo lo que has preparado inclusive si no se lo comen.  La investigación científica muestra que los niños necesitan probar una nueva comida en un promedio de 7-12 veces antes de aceptar comerlo.   Y si aquí hay que ser un poco mandona, nada de negociar ni ceder.  No lo va a comer todo sólo una cucharada.  Claro aquí también consideraría la edad del niño por que por ejemplo en casa al bb es imposible hacer que pruebe, si después de oler el alimento no quiere no hay manera de convencerlo. 

3. Preséntale los alimentos a tu niño antes de servirlos en la mesa. Suena tonto pero funciona muy bien.  Por jemplo muestra a tu niño un betabel, dejalo tocarlo, olerlo, mirar a su intenso color y después daselo a comer en diversas recetas. Cuando un niño dice "no me gusta" quiere más bien decir "no lo conozco".   En casa como además ellos van con nosotros a las compras y estan la mayor parte de las veces presentes a la hora de cocinar y el mayor hasta me asiste se van familiarizando no sólo con los alimentos sino con todo el proceso de cocinar. 

4.- Habla menos acerca de lo saludable que es y más acerca de lo bueno que sabe.  Los padres franceses creen que las comidas que son buenas para el cuerpo saben bien y los buenos hábitos alimenticios son un producto secundario.  Esto suena bastante razonable ya que nos enfocamos en el pensamiento concreto que los niños poseen.  Ellos pueden percatarse en seguida si algo sabe bien pero ¿cómo sabrían de manera inmediata que es saludable?


5.- Ajustate a un horario (y limita los tentenpies a uno o dos cuando mucho por día). Los tentenpies estan prohibidos en la escuela pues los niños que estan hambrientos tienden a comer mejor en las comidas principales. Yo he tenido un poco de ambigüedad con esta situación pues por un lado se dice que una nutrición sana incluye 5 comidas al día (las 3 principales y dos colaciones entre ellas) pero por el otro he comprobado lo cierto de este consejo.  Si mi hijo el mayor come algo antes de la hora de la comida así sea solo una manzana se muestra más reticente a comerse todo o siquiera intentar probar el alimento si es alguna receta nueva, así que me he inclinado más por el momento a eliminar las colaciones en el mayor en favor de que coma un menú más completo a la hora de sentarse a la mesa.  
 
Los consejos son bastante razonables y lo mejor de todo es que yo puedo constatar que funcionan porque en general este ha sido el abordaje que he implementado con mis dos hijos y ahora tengo un niño que apesar de tener un paladar muy sensible se muestra más abierto a probar y menos reticente a nuestro menú familiar y un bb que aunque en proceso de aprendizaje va dando muestras de ir por buen camino.  Aquí les dejo un video bien cortito donde la autora habla acerca de su libro y si alguien por casualidad ya lo ha leído que me cuente que tal esta.  

 

2 comentarios:

Mariela dijo...

Muy buen articulo! Queria compartir con ustedes en retribución a este gran post un espacio donde también se debate y hay mucha info sobre alimentación: https://www.facebook.com/ComunidadLedesma. Esperemos poder cambiar malos habitos entre todos para una mejor nutrición. Saludos!

Ivett dijo...

Hola Mariela,

Gracias. Que bueno que te agrado, a mi me encanta leer y sobre todo aprender sobre alimentacion infantil. Y si creo que con tanto bombardeo exterior la unica manera de conseguir habitos alimenticios saludables para toda la sociedad es empezar por la casa y el entorno alrededor. Y el link que me das aunque no he tenido tiempo de revisarlo a fondo parece interesante.

Saludos